Tasa de Conversión: qué es, cómo calcularla y cómo aumentar la tuya

Tasa de Conversión: qué es, cómo calcularla y cómo aumentar la tuya

Si no estás satisfecho con tu tasa de conversión, ¿qué es lo que puedes hacer para cambiar esa realidad?

Esta es una duda común entre muchos emprendedores, sobre todo en el medio digital, donde hay muchas posibilidades de contar usando distintas métricas. 

Y cuando hablo sobre tasa de conversión, lo hago refiriéndome cabalmente a una métrica que se posiciona como una de las más importantes de tu estrategia de marketing

¿Y sabes lo que esta puede hacer por tu negocio?

Quédate aquí porque voy a explicártelo en este artículo. 

Pero antes, voy a presentarte el concepto y algunos ejemplos para que puedas entender mejor los impactos en tus resultados. 

También vas a aprender cómo medir, cómo calcular y cómo aumentar el indicador hasta llegar a la tasa de conversión ideal. 

Embarca en esa jornada y prepárate para que tu negocio despegue con gran potencia. 

¿Qué es tasa de conversión?

Qué es tasa de conversión

Tasa de conversión es una métrica que ayuda al equipo de marketing a analizar el desempeño de una campaña online.

Por medio de dicha tasa, es posible descubrir, si las acciones están trayendo el retorno sobre la inversión esperado. 

Asimismo, permite identificar los puntos débiles de la estrategia y señalar los aspectos que deben corregirse. 

Vale destacar que, en ese caso, las conversiones son medidas en base al número de visitantes en potencia que realizaron alguna acción solicitada en tu sitio web. 

Por ejemplo, comprar un producto, rellenar un formulario, requerir un presupuesto o cualquier otro objetivo de la página. 

Para que te quede más claro, te doy un ejemplo de conversión en la práctica. 

Supón que tu anuncio pagado en los medios logró atraer a 100 nuevos visitantes a una página específica del sitio y que uno de ellos compró el producto. 

Esto significa decir que 1% aceptó la invitación para la compra. 

¿Poco? ¿Mucho? 

Voy a tratar de ese análisis dentro de poco. 

Antes, es importante saber porqué deben medirse los resultados. 

¿Por qué medir la tasa de conversión?

Por qué medir la tasa de conversión

Ahora que ya sabes lo que es una tasa de conversión, será más fácil entender la razón de calcular tal índice. 

Es fundamental conocer cuál porcentaje de tus visitantes está respondiendo a los objetivos establecidos. 

Eso permite saber cómo los usuarios interactúan con tu sitio, evaluar su desempeño o el de una determinada campaña e identificar los aspectos que hay que mejorar. 

Otro beneficio de este análisis es que, por su medio, reconoces de qué manera puedes ayudar a los visitantes a progresar en el embudo de ventas

Además, está la llamada transición para conversiones, cuya identificación puede ser más rentable que intentar atraer nuevas personas a tu sitio. 

Pero voy a ir un poco más allá. 

Al contrario de la optimización de SEO, la cual puede durar algún tiempo para surtir efecto, las acciones dirigidas a optimizar tu tasa de conversión, generan resultados inmediatos, mientras se realizan los ajustes necesarios. 

Obviamente, medir la tasa de conversión no debe hacerse una sola vez. 

Monitorear regularmente el comportamiento de los visitantes y la implementación de las modificaciones en tu sitio (o cualquier otro canal), es esencial para obtener un crecimiento sostenible, con resultados a corto y largo plazo. 

¿Cómo calcular la tasa de conversión?

Cómo calcular la tasa de conversión

Como mencioné, una conversión es cualquier evento que consideres ser un objetivo del site, blog, campaña o acción de marketing y venta.

Inclusive, para la mayoría de los sitios de e-commerce, esta será una venta.

Para otros, la conversión puede ser el hecho de rellenar un formulario, suscribirse a una newsletter, descargar un libro electrónico o hacer clic en un enlace específico. 

Todo va a depender de tu negocio. 

La fórmula más utilizada para calcular la tasa de conversión considera el número total de conversiones. 

Luego, este es dividido por el número de visitas durante un cierto período de tiempo. 

Fíjate:

  • Tasa de conversión = conversiones / visitantes x 100

Por ejemplo, vamos a suponer que tengas un e-commerce y que lograste hacer 100 ventas en una semana, después de generar 2,000 visitas a tu sitio. 

Considerando esa fórmula, tu tasa de conversión sería 5%.

O sea: TC = 100 / 2000 x 100 = 5%.

Vale recordar que el propósito real de calcular dicha tasa, es tener una base para que, a lo largo del tiempo, se pueda rastrear y registrar su  variación.

¿Qué se considera una buena tasa de conversión?

Qué se considera una buena tasa de conversión

A lo mejor te preguntes: ¿cómo saber si mi tasa de conversión es buena o no?

La única respuesta posible a esta pregunta, tal vez no te dé mucho ánimo. 

Una buena tasa de conversión es aquella cuya medida sea más alta que la que obtuviste en el período anterior. 

¡Así de sencillo!

No  hay un número o un porcentaje mínimo considerado aceptable. 

La tasa de conversión varía de acuerdo a diversos factores del mercado en el que tu empresa se mueve. 

Por ello, es difícil definir un índice exacto como la tasa ideal. 

Además, los sitios tienen diferentes fuentes y volumen de tráfico, así como percepciones distintas de la marca y las relaciones con su público. 

Por ejemplo, un e-commerce de productos variados, probablemente tenga una tasa de conversión más baja que una tienda online de neumáticos. 

¿Por qué?

Porque la segmentación del nicho ayuda a atraer a un determinado público que esté directamente interesado en la solución que ofreces. 

En la práctica, el visitante llega al sitio más propenso a efectuar la compra. 

Entonces, busca la mejor tasa de conversión posible y enfócate en elevar el índice en cada nuevo análisis. 

No te preocupes tanto por lo que teóricamente sería una buena tasa de conversión. 

Trabaja para mejorar la que tienes. 

Cómo aumentar la tasa de conversión

Cómo aumentar la tasa de conversión

 

¿Ya oíste hablar de CRO?

La sigla corresponde al término en inglés Conversion Rate Optimization

Su traducción libre al español es Optimización de la Tasa de Conversión. 

Es decir, el CRO es el proceso de optimización de tus anuncios de búsqueda, de tus páginas de aterrizaje y del diseño de tu sitio. 

Todo eso tiene el objetivo de aumentar tu tasa de conversión. 

Es que los índices cambian dependiendo de tu negocio, como te expliqué. 

Por otro lado, aparte de eso, todo mundo quiere ser el mejor, ¿cierto?

Por ello, el CRO es considerada una forma de aumentar los lucros de ventas, sin elevar tu gasto con publicidad. 

En ese contexto, llegó la hora de subirse las mangas, poner las manos en la masa y descubrir cómo aumentar la tasa de conversión de tu negocio. 

Prueba A/B

Básicamente, la idea de la prueba A/B es ejecutar dos variaciones de algo. Por ejemplo, de un sitio, una página de aterrizaje, una Llamada a la acción o algún otro aspecto que deba medirse. 

Para tal fin, toma en cuenta a un grupo controlado de clientes para ver cuál versión es la que tuvo más aceptación. 

En el pasado, probar anuncios de revistas o rótulos, por ejemplo, era poco factible debido a los altos costos. 

Sin embargo, en el marketing digital, los costos son más bajos. 

Cuando las pruebas son ejecutadas correctamente, sus resultados suministran una visión clara acerca del comportamiento del visitante, lo que puede ayudar significativamente a las tasas de conversión. 

La prueba A/B es una metodología científica del marketing.

Por lo tanto, elimina las suposiciones, identificando pequeñas diferencias que pueden influenciar el comportamiento del usuario. 

La regla es clara: si se trata de un elemento sujeto a cambios, puedes probarlo. 

Pero eso no significa que debes pasar meses testeando todos los elementos pequeños. 

Concéntrate en aquello que causa mayor impacto, como:

  • Títulos

  • Localización, texto y diseños de las Llamadas a la acción (CTA)

  • Imagem versus videos

  • Layout de la página.

Ejecutando una prueba A/B

¿Cómo funciona una prueba A/B en la práctica? 

Antes que nada, hay que pensar en todas las métricas de tu negocio y cómo definir lo que realmente representa un indicador de éxito en tus campañas de marketing. 

¿Es el número de ventas? ¿De downloads?

Sea lo que fuere, todo va a depender de los objetivos que cada negocio se proponga cumplir. 

Con ese punto de partida, podrás seleccionar dos variables de tu campaña para ejecutar la prueba. 

Ten mucha calma. 

Para medir cuál es la mejor, aplica las pruebas simultáneamente, en circunstancias idénticas, y selecciona la versión más exitosa para usarla. 

Por ejemplo, si estás probando la página de aterrizaje de tu sitio, usa la versión actual con imágenes como elemento de control.

Configura una segunda versión con video para la realizar prueba y divide el tráfico equitativamente entre las dos.

Ahora bien, en un email marketing, puedes probar diferentes tipos de ofertas, como un regalo al grupo A, y un descuento al grupo B. 

Lo importante es que los dos grupos sean idénticos, o lo más semejantes posible para obtener datos precisos. 

Además, puedes probar los elementos en su conjunto. 

Por ejemplo, puedes querer la newsletter A con la página de aterrizaje A y la newsletter B con la página de aterrizaje B.

Y entonces, más adelante, puedes probar la newsletter A con la página de aterrizaje B y viceversa.

Así, podrás identificar cuál de ellas convierte más. 

Analizando la prueba A/B

Para terminar, pero no menos importante, debes determinar por cuánto tiempo vas a ejecutar la prueba y cuántas respuestas necesitas para cuantificar los resultados. 

Recuerda que la prueba A/B no se lleva a cabo de la noche a la mañana. 

Dependiendo de la cantidad de tráfico que recibes, la prueba puede durar algunos días, o incluso, semanas. 

Es posible que una prueba que se realice en corto tiempo, traiga resultados distorsionados. 

Pues, no cuentas con un grupo grande lo suficiente de visitantes para ser estadísticamente exacto. 

Por otro lado, ejecutar una prueba por mucho tiempo, también puede dar resultados negativos. 

En ese caso, otros factores pueden interferir en los datos durante un período más largo. 

Por ello, asegúrate de estar siempre atento a cualquier detalle que pueda afectar tus resultados. 

De esa forma, serás capaz de entender cualquier estadística anormal al revisar tu análisis. 

Claro, si tienes dudas, no vaciles en probar nuevamente. 

Provoca el sentido de urgencia

Influir psicológicamente en tus visitantes, despertar el deseo de la acción inmediata antes que sea tarde, es una forma bastante utilizada para aumentar la tasa de conversión.  

Nosotros los humanos somos presionados a actuar en medio a situaciones urgentes, ya sea para prolongar emociones positivas, o para disminuir las negativas. 

En segundo lugar, el sentido de urgencia causa la impresión que no estamos al tanto de lo que está ocurriendo. 

Esto se acentúa cuando muchas personas persiguen la misma oportunidad. 

Sin embargo, hay un factor más importante todavía: el producto o servicio dehe ser útil y agregar valor al visitante. 

Si las personas no quieren lo que ofreces, dificilmente van a convertir. 

Tiempo de carga de tus páginas

Cómo aumentar la tasa de conversión

De acuerdo con encuestas, 47% de los usuarios de internet esperan que un sitio se cargue en 2 segundos. 

Cerca del 40% lo abandona, si sobrepasa los 3 segundos. 

Además, 79% de los internautas que tuvieron una mala experiencia con el desempeño de un sitio, difícilmente vuelven. 

Queda claro así, como el tiempo de carga de tus páginas puede afectar tu tasa de conversión. 

Una forma de solucionar el problema es invertir en un diseño responsivo, es decir, que adapta tu sitio a la visualización en todos los tamaños de pantalla.

Otra recomendación es que le pongas atención a la cantidad de imágenes, videos, banners y demás elementos que puedan intervenir en el tiempo de carga de la página. 

Escucha a tus clientes

De nada sirve planear estrategias en función de alcanzar a tu público, si no creas canales para establecer una comunicación bilateral con él. 

Un audiencia satisfecha con tu empresa es un factor determinante para obtener una buena tasa de conversión.

Te doy un consejo: Mantén activo tu perfil en las redes sociales que tus clientes utilizan con más frecuencia. 

Por medio de los comentarios y mensajes, vas a poder tener una idea mejor formada de lo que el público opina de tu negocio.

Incluso, vas a tener más chances de comunicarte de modo más directo y humanizado. 

Todo ello estrecha tus relaciones con la audiencia, lo cual es excelente. 

Puesto que nadie mejor que el público  para evaluar el funcionamiento de tu producto o servicio, ¿cierto?

Siendo así, dale la debida atención a cada cliente. 

Vas a sorprenderte con la cantidad de aspectos que pueden identificarse y mejorarse, cuando escuchas lo que los clientes expresan. 

Monitorea tus resultados

Cómo aumentar la tasa de conversión

Para optimizar las tasas de conversión, debes saber dónde, cómo y qué optimizar. 

Si no colectas ni analizas los datos, haces cambios basándote en conjeturas. Esto significa desperdicio de tiempo y dinero. 

Por eso, mi sugerencia es que analices los datos de dos maneras: cualitativa y cuantitativa. 

Te explico mejor. 

Análisis cuantitativa

Este método suministra números concretos sobre cómo las personas realmente se comportan en tu sitio. 

Es capaz de ofrecer respuestas a preguntas importantes, tales como:

  • ¿A qué página de tu sitio llegan primero?

  • ¿Cuál canal o enlace los condujo hasta él?

  • ¿Qué dispositivos y navegadores usan?

  • ¿Quiénes son tus clientes (edad, datos demográficos e interés)? 

  • ¿En qué espacio los usuarios suelen abandonar tu sitio web?

Análisis cualitativa

Con el análisis cuantitativo, tú logras saber cómo interactúan los usuarios en tu sitio. 

Con el análisis cualitativo, descubres el porqué de su comportamiento.

El método se centra en personas, y por consiguiente, es más subjetivo. 

Por ejemplo, se lleva a cabo por encuestas de satisfacción y levantamiento de datos. 

No obstante, proporciona valiosa informaciones sobre los usuarios, como:

  • ¿Por qué decidieron visitar tu sitio o navegar por una página en específico?

  • ¿Qué fue lo que llamó su atención en la página o en el producto?

  • ¿Qué es lo que tu sitio ofrece de diferente en relación a la competencia?

  • ¿Cómo le describen tu producto o servicio a un amigo?

Hay ciertas cosas que los datos brutos por sí solos, no pueden explicar lo que llevó a un usuario a tu sitio o cómo mejorar su experiencia. 

Pero cuando combinas esa información con tus datos de análisis, es posible tener una comprensión más amplia de ese asunto. 

Por ende, habrá mejores oportunidades de optimizar y persuadir al público que quieres segmentar. 

Empieza hoy mismo a capturar leads con Klickpages

Empieza hoy mismo a capturar leads con Klickpages

Quien todavía no usa un sitio o blog para capturar leads, está perdiendo una enorme oportunidad para que su negocio crezca. 

Con esos dos recursos, es posible conversar con tu cliente mediante artículos o al presentarle promociones. 

En esas ocasiones puedes promover relaciones más productivas. 

Es muy importante esmerarte en la creación de tu página de aterrizaje, pues aumenta los chances de confirmar las conversiones que tanto deseas. 

Y lo mejor de todo es que la herramienta Klickpages es ideal para ayudarte a cumplir con esa misión.

Fíjate en los tres pasos esenciales y síguelos: 

  1. Elige tu modelo: conoce las alternativas de alta conversión demostrada mediante pruebas.

  2. Customiza la página: edita los textos, colores e imágenes, además de ocultar los elementos que no sean útiles. 

  3. Publica: finalmente, falta sólo publicar tu propio dominio, sin costos adicionales de hospedaje.

¿Viste cómo te facilito las cosas?

Conclusión

Tasa de Conversión Conclusión

Es verdaderamente inviable tener éxito en una estrategia de marketing, sin medir la tasa de conversión de tus acciones en la web. 

La información que dicha métrica genera permite proponer o modificar tu planificación estratégica, conforme los datos revelados. 

Sin contar con ella, puedes crearte la falsa impresión de buenos resultados, lo cual es peligroso para la continuidad de cualquier negocio. 

La buena noticia, como viste en este artículo, es que hay una serie de herramientas que hacen posible medir, analizar y aumentar tu tasa de conversión. 

Entonces, ¿qué estás esperando para mejorar tus acciones, atraer visitantes, captar leads y facturar más en tus campañas?

Recuerda que tienes a Klickpages para encontrar la receta perfecta al momento de crear tus páginas de aterrizaje. 

¡Nos vemos muy pronto y espero haberte ayudado con el contenido de este artículo!

COMPARTILHE NAS REDES SOCIAIS!

Sobre o Autor

Hugo Rocha é co-fundador da Ignição Digital e do Klickpages. Já atuou diretamente nos bastidores dos maiores lançamentos digitais do Brasil. Atualmente está a frente da equipe de tráfego e crescimento da Ignição Digital e Klickpages liderando pessoalmente mais de R$ 4 milhões de reais em investimento em tráfego nos últimos 12 meses com ROI acima de 300%.