Qué es Brand Equity, su importancia, ejemplos y cómo utilizarlo

Qué es Brand Equity, su importancia, ejemplos y cómo utilizarlo

Tal vez no lo sepas, pero vas a necesitar el brand equity

Es de aquellas estrategias que explican el éxito y el liderazgo de grandes marcas. 

Entonces, llegó la hora de inspirarte en ellas. 

Si quieres que tu empresa domine una parcela signficativa del mercado, necesitas agregar valor a tus productos o soluciones. 

Es precisamente de lo que se trata el brand equity. 

En el actual escenario económico, con innúmeros competidores, las marcas que no le ponen la debida atención a la generación de valor, tienen altos chances de fallar. 

Ahora bien, las empresas que invierten tiempo y dinero en esa planificación, vienen mostrando cada día mejores resultados. 

Los principales nombres del mercado en diversos segmentos son la prueba real que el brand equity y el branding, no son desperdicio de tiempo. 

Al contrario, sus acciones se reflejan directamente en los resultados de las ventas y también en los financieros.

Si tienes curiosidad en el tema de generar más valor a la marca y a tus soluciones, continúa conmigo. 

En este artículo voy a explicarte qué es brand equity, su importancia para las marcas y cómo utilizarlo en el marketing digital. 

Entonces, ¡vamos al meollo del asunto!

¿Qué es brand equity?

Qué es brand equity

Brand equity es el resultado final del branding. O sea, se refiere al valor agregado a un producto o servicio, gracias a la fuerza que la marca conquistó en el mercado. 

Obviamente, ese valor agregado tiene el objetivo de impactar la percepción y el comportamiento del consumidor sobre una marca, cómo la siente y reacciona ante ella. 

Eso influencia en la decisión de compra y, por consiguiente, en la lucratividad del negocio. 

Como varias otras expresiones utilizadas en el universo del marketing, brand equity es un término inglés, que en su traducción libre significa “valor de la marca”.  

¿Qué es marca?

Brand equity: qué es

¿Ya habrás notado como un producto idéntico puede causar diferentes percepciones en los consumidores?

Esto sucede conforme la marca se establece en el mercado. 

El reconocimiento que adquiere se origina, principalmente, de la experiencia del consumidor con el producto o servicio. 

Antes que nada, para hablarte de brand equity, es necesario que comprendas muy bien el concepto de marca. 

Es normal que asociemos la marca al nombre de la empresa, lo que no es un error, pero el concepto de marca va mucho más allá. 

Como te dije, esta tiene que ver con la experiencia del consumidor y con la forma de asimilar los valores que la marca le transmite. 

O sea, la representación de la marca lleva en cuenta todos los elementos que se relacionan a tu negocio y que estén en contacto con el consumidor.

Sean estos tangibles o intangibles, en dependencia del segmento. 

Esa percepción del consumidor contribuye directamente en la identificación de la empresa. 

Luego, una marca que posee una imagen positiva, tiene mayores chances de ganar preferencia a la hora de la decisión de compra del cliente. 

Por ello, es importante poner mucha atención al discurso de tu empresa. 

Tu producto tiene que satisfacer las expectativas de los consumidores. 

Si no es así, tu negocio quedará con la imagen de no cumplir lo que promete. 

La importancia del brand equity

La importancia del brand equity

Marcas fuertes suelen abarcar a la parcela más grande de consumidores, y en consecuencia, alcanzar mayor lucro. 

A propósito, tener una participación activa en el mercado es el deseo de cualquier empresa, ¿estás de acuerdo?

Por eso, es necesario que inviertas esfuerzos en la generación de brand equity para que tu marca conquiste la mente y el corazón de tus clientes. 

De manera que entiendas lo que estoy diciendo, voy a enumerar 3 factores que ejercen un fuerte impacto, cuando trabajas la gestión de tu marca. 

Poder de influencia en el mercado

En primer lugar, es necesario comprender que tu marca no está sola en el mercado. 

Es decir, otros elementos también tienen cierta forma de participación en tu negocio.  

Entre ellos, no podemos olvidar a tus competidores, a los distribuidores, y claro, a los propios consumidores. 

Por lo tanto, a partir del momento en que determinada marca logra agregar un alto valor a sus productos o servicios, además de ganar la preferencia de buena parte de los consumidores, esta también se coloca en ventaja competitiva con relación a las otras empresas. 

¿Ya te fijaste que son las marcas más fuertes las que suelen lanzar las tendencias del mercado?

Tiene sentido. 

Percepción de valor en los clientes

Como lo habrás notado, el éxito de una marca gira alrededor de la percepción de valor que causa en los clientes. 

Pero a lo mejor te estés preguntando: a fin de cuentas, ¿cuál es el reflejo de ese valor en mi marca?

En la práctica, cuando una marca se vuelve fuerte en el mercado, tiene más libertad para tomar decisiones estratégicas y hacer innovaciones.

Otro aspecto importante es que, cuando tu marca es reconocida y tiene prestigio ante su clientela.

Esto le permite atribuir el valor monetario que los consumidores tendrán que pagar a cambio del producto, aunque tenga la misma calidad que el de tu competidor. 

Lo anterior ocurre frecuentemente en el sector de moda y vestuario. 

Para que quede más claro, intenta imaginar una camiseta sencilla, lisa, sin estampado. 

Pagarías de 15 a 20 dólares por una de esas. 

Ahora, piensa en otra camiseta de la misma calidad, estampada, pero de una marca más prestigiosa, como la Nike, por ejemplo.

Seguramente, pagarías mucho más caro, ¿verdad?

¿Notaste la ventaja que una marca tiene cuando le agrega valor a sus productos?

Incluso siendo similares a los productos de los competidores, la percepción de valor es la clave para ganar la preferencia del cliente. 

Y eso ocurre aunque tus productos sean más caros. 

A los ojos del consumidor, la marca representa una ventaja real. 

Fidelización de los clientes

Fidelización de los clientes

Por último, pero no menos importante, uno de los mayores retos de las marcas es tener una base consolidada de clientes fieles. 

Y el brand equity es uno de los caminos para que tu marca conquiste la lealtad del público. 

¿Te has dado cuenta que tus clientes están haciendo “marketing de boca en boca”?

¿Recomendando tu marca a amigos y familiares?

¿Incluso, evaluándola positivamente en los canales de comunicación?

Bien, podemos decir que cuando eso sucede, el cliente es prácticamente un embajador de tu marca. 

Por lo tanto, provoca un gran impacto en los lucros de la empresa. 

Además de traer nuevos clientes a tu negocio, sin costos para ti, el valor de transacción promedio (también llamado cesta media o ticket promedio) de los consumidores fieles, tiende a ser más alto. 

Es decir, su promedio de gasto individual es más elevado. 

Vale recordar que la lealtad no surge por arte de magia. 

Ella se conquista de forma gradual, por medio de buenas experiencias que el cliente tiene al usar tu producto y servicio. 

Por eso, no tengas prisa ni miedo de equivocarte. 

No se gana la lealtad de los clientes de la noche a la mañana. 

Pero es necesario empezar a planear cómo lograr ese propósito. 

Brand equity en el marketing digital: ¿cómo hacerlo?

Brand equity en el marketing digital: ¿cómo hacerlo?

No es posible que una marca se vuelva fuerte, si va contra la vía en la tendencia actual del consumo. 

En definitiva, esta necesita tener una presencia activa en el mundo virtual, si desea ser reconocida. 

Para que tengas una idea, el marketing digital será responsable por el 75% de los gastos en los próximos cinco años. 

Muchas empresas ya notaron que la relación costo-beneficio al adoptar estrategias de marketing digital es bastante rentable.

También se percataron que el ROI (Retorno sobre la Inversión) es mejor en internet que en el marketing tradicional offline. 

Sin contar que el 92% de las empresas están presentes en alguna de las redes sociales. 

Tú no vas a quedarte atrás, ¿verdad?

Pero ¿cómo vas a asegurar tu pedazo?

Te recuerdo que no existe una fórmula para aplicarla al marketing digital. 

Las estrategias dependen de factores tales como: el tamaño de la empresa y del ramo del negocio. 

Para facilitar tu jornada, separé algunos aspectos importantes para fortalecer tu marca en el ambiente digital. 

Reconocimiento del público-objetivo

Un elemento necesario en cualquier empresa que se propone cumplir sus objetivos de marketing es el siguiente: conocer la audiencia. 

Pero ¿cómo hago para descubrir con quién hablar en un ambiente tan vasto como internet?

Antes que nada, debes huir de las suposiciones. 

Para encontrar a tu público necesitas encuestas, análisis y estudios. 

Por eso, una buena forma de comenzar es hacer la segmentación del mercado previo a la definición de tu nicho. 

De esa manera, vas a saber fácilmente dónde y cómo tu público consume contenido. Luego, podrás ofrecerle soluciones en esos precisos canales.

Una vez hecha la segmentación, el próximo paso es identificar y construir tus buyers personas. Dicho de otro modo, aquellas que tienen el perfil ideal para tu negocio. 

Distinguir a ese grupo de personas es fundamental para entregarle la solución que mejor corresponda a sus preferencias. 

Mensaje fuerte que logre la identificación del público

Después de haber identificado el perfil del consumidor, debes pensar en cómo dialogar con él.

¿Cuál será tu enfoque?

¿Qué tipo de lenguaje vas a usar?

¿Sería algo más formal o informal?

Saber usar el tono y el “idioma” apropiados a la hora de comunicarte con tu público, y llevarle un mensaje oportuno, es imprescindible para iniciar una relación duradera con él y fortalecer tu marca. 

Lo interesante es elaborar una planificación de contenido que tenga siempre una unidad, una misma línea. 

El objetivo es que lo que estás diciendo sea relevante para los consumidores que quieres atraer. 

Elige los canales

Elige los canales

Con la planificación en tus manos, llegó el momento de decidir en dónde tu marca estará presente para que puedas divulgar el contenido producido de forma eficaz. 

Existe una infinidad de canales a tu disposición. 

Entre aquellos que son pagados y sirven para generar tráfico, están los enlaces patrocinados en las redes sociales, banners y anuncios para mecanismos de búsqueda, como Google Adwords. 

Sobre los mejores canales para generar tráfico orgánico (los visitantes que te encuentran por medios gratuitos) podemos citar:

La publicación de posts en el blog de tu empresa, la viralización en las redes sociales, contenido optimizado para SEO, y claro, el marketing de boca en boca. 

Recuerda que no es necesario que estés presente en todos ellos. 

La verdad, lo ideal es enterarse cuál de ellos es el que tu público utiliza más. 

Así, ganas tiempo y no corres el riesgo de gastar dinero anunciando en un canal que no es relevante para tu audiencia. 

Voz y tono de la marca

Este es uno de los aspectos que más lleva a las empresas al fracaso en la construcción de su imagen, aun creando contenidos ricos e invirtiendo alto en su divulgación. 

Si deseas alcanzar las metas que trazaste, no sólo en el marketing digital, sino en toda y cualquier estrategia, debes ser consistente en la conducción de la comunicación con tu público 

¿Te acuerdas cuando te hablé en mantener una misma unidad?

Entonces, nada de estar cambiando de “humor” en tus campañas. 

El tono de la conversación debe ser el mismo en cualquier situación para no ahuyentar a tus clientes. 

El primer reto es saber cuál es ese tono. 

El segundo, es aplicarlo y mantenerlo en todas las comunicaciones. 

Frecuencia de las actividades

Las empresas que siguen un calendario editorial definido, logran tener un tráfico 2,8 veces mayor, en comparación con aquellas que no hacen una planificación adecuada. 

Por ello, publicar contenido una vez por mes, no va a ayudarte a llegar a donde quieres. 

Para conquistar el primer lugar es de suma importancia tener una producción constante. 

Pero nada de contenidos aleatorios sólo para llenar el feed de tus clientes. 

Debes producir contenido rico y relevante para que ellos se identifiquen con tu marca y aprendan contigo cada día un poco más. 

Ejemplos de brand equity

Ejemplos de brand equity

Si todavía no sabes por dónde empezar, no te preocupes. 

Escogí algunos ejemplos de marcas exitosas en la generación de brand equity para que te sirvan de inspiración. 

Fíjate en lo que podemos aprender con Apple, Coca-Cola y Havaianas.

Brand equity Apple

Apple es uno de los mayores ejemplos de cómo el brand equity tiene el poder de marcar la diferencia. 

¿Ya te pusiste a pensar por qué tantos clientes hacen fila en la puerta de la tienda, el día de lanzamiento de un nuevo modelo de la marca?

Curiosamente, a veces las especificaciones técnicas de los productos, no son mejores que las de los competidores. 

Aún así, la marca logra diferenciarse en varios detalles, principalmente en el diseño. 

Esa diferencia causa la impresión de pertenecer a un selecto grupo de personas. 

Al adquirir un producto, tú no compraste sólo un Smartphone. Pagaste un Iphone. 

Ese sentimiento de exclusividad está íntimamente ligado al valor que la marca logró agregar a sus productos a lo largo de los años. 

Por ese motivo, es considerada una de las empresas más valiosas del mundo. 

Brand equity Coca-Cola

El brand equity de la Coca-Cola es tan fuerte que sólo con un pedazo de su logotipo tan peculiar, logras identificar la marca. 

La empresa invirtió mucho en el branding, con campañas que trascienden las características tangibles del producto. 

Generalmente, el producto en sí no es el protagonista del anuncio, pero las sensaciones que produce y el placer que sólo una Coca-Cola puede proporcionar, están a la vista.

El slogan “abre la felicidad” refleja exactamente ese concepto. 

No estás únicamente tomando una bebida gaseosa, estás consumiendo felicidad

La Coca-Cola vendió esa idea, su público la compró y hoy hay millones de admiradores y consumidores de la marca  en todo el mundo. 

Brand equity Havaianas

Havaianas es una empresa brasileña de chinelas (chanclas, sandalias). Es el ejemplo más importante de brand equity en ese país de América del sur.  

Como en el caso de la Coca-Cola, al pasar de los años y con el reconocimiento adquirido, la marca dejó de evidenciar las características físicas del producto y pasó a mostrar mucho más la experiencia positiva de usar el tipo de calzado Havaianas. 

Además, las campañas publicitarias de la marca tienen un toque humorístico. 

Eso colaboró para que los consumidores se identificaran y conquistara sus corazones. 

Por ese motivo, el nombre Havaianas se convirtió en sinónimo de sandalia en Brasil. 

Comienza hoy mismo a capturar leads con Klickpages

Brand equity Klickpages

Volverse la marca de referencia en tu segmento, no sucede de un día para otro.

Para llegar a esa condición, hay todo un trabajo anterior, que incluye conversar con tu público y despertar el interés por lo que ofreces. 

Conducir al cliente por la jornada de compra exige acciones precisas. 

La buena noticia es que el marketing digital hace que todo sea más fácil. 

Si todavía no sabes utilizar tu sitio o blog para capturar leads, estás perdiendo una gran oportunidad. 

Mientras converses con tu consumidor, por medio de artículos o incluso, al presentarle ofertas, no pierdas el chance de obtener sus datos de contacto para promover comunicaciones que estén mejor dirigidas a sus intereses. 

Puede ser una invitación para suscribirse a una newsletter, recibir novedades por e-mail, bajar un ebook o inscribirse en un curso gratuito. 

Cual fuere la acción, esmerarte en una página de aterrizaje (landing page) aumenta los chances de confirmar las conversiones deseadas. 

Para eso cuentas con Klickpages.

Es una plataforma especializada en crear páginas de aterrizaje que aumentan las oportunidades para que tu visitante se convierta en lead. 

Observa los tres pasos básicos para crear  tu página, usando Klickpages:

  1. Elige tu modelo: conoce las alternativas de alta conversión demostrada mediante pruebas.

  2. Customiza la página: edita los textos, colores e imágenes, además de ocultar los elementos que no sean útiles. 

  3. Publica: finalmente, falta sólo publicar tu propio dominio, sin costos adicionales de hospedaje.

Conclusión

Una marca fuerte con imagen positiva es lo que despierta el deseo de consumo en las personas.

Esa es una de las grandes lecciones que quedan cuando se comprende lo que es brand equity y las posibilidades que se abren a partir del uso de esa estrategia. 

La percepción que el cliente tiene de tu marca determina, si va o no a comprar tus productos, servicios o soluciones. 

Te recuerdo que si todo eso no atiende las expectativas de los consumidores, no habrá generación de brand equity. 

Por eso, el trabajo de branding para agregar valor a tu marca es esencial en ese contexto. 

¿Tú logras afirmar con seguridad que aquello que ofreces al mercado cumple lo que promete?

Mientras reflexionas sobre esa cuestión, pon en práctica los consejos que te di en este artículo.

Y a  la hora de capturar leads, cuenta con Klickpages y sus fabulosas páginas de aterrizaje que facilitan la conexión con tus personas (clientes ideales). 

¡Nos vemos muy pronto por acá!

COMPARTILHE NAS REDES SOCIAIS!

Sobre o Autor

Hugo Rocha é co-fundador da Ignição Digital e do Klickpages. Já atuou diretamente nos bastidores dos maiores lançamentos digitais do Brasil. Atualmente está a frente da equipe de tráfego e crescimento da Ignição Digital e Klickpages liderando pessoalmente mais de R$ 4 milhões de reais em investimento em tráfego nos últimos 12 meses com ROI acima de 300%.