22 errores al crear páginas de aterrizaje que están matando a tus conversiones

22 errores al crear páginas de aterrizaje que están matando a tus conversiones

Tú dejas caer el dinero de tu cartera y se queda vacía, siempre que cometes errores fatales a la hora de crear tu página de aterrizaje.

Entonces, te sugiero que pares todo lo que estás haciendo en este momento y le pongas mucha atención a este artículo, antes de dar el próximo paso en tu estrategia de marketing digital. 

Escribí las próximas líneas especialmente para ti, que quieres crear páginas de conversión de las buenas.

Con resultados que te dejen con la boca abierta. 

Porque de nada sirve que tengas un producto y/o servicio perfecto, si puedes echar todo a perder a la hora de crear tu página de aterrizaje con tan sólo un desliz. 

Y tu negocio puede realmente irse por los suelos, si no tienes cuidado. 

La cuestión es que tal vez estés dejando pasar detalles que son esenciales, cuando de atraer la atención de tu público se trata. 

Y no pienses que estoy hablando de errores garrafales, de otro mundo. 

Desafortunadamente, son errores muy comunes que le impiden a muchos emprendedores tener el resultado esperado. 

Si accediste a este artículo, probablemente es porque no quieres ser uno de ellos. 

La buena noticia es que a partir de ahora, eso ya no será un problema. 

Porque aquí te mostraré 22 errores fatales a la hora de crear una página de aterrizaje para que no los cometas nunca más. 

Si no quieres perder ni un minuto para tener la página de conversión ideal y conseguir muchos más leads para tu empresa, continúa leyendo este artículo hasta el final. 

Porqué necesitas crear una página de aterrizaje

Porqué necesitas crear una página de aterrizaje

Antes de partir hacia los 22 errores fatales, es bueno que entiendas la importancia de crear una página de aterrizaje.

Las páginas de aterrizaje son a la vez páginas de conversión que conducen tu tráfico cuando quieres que el público haga una determinada acción. 

Es un elemento esencial dentro de las estrategias de marketing de respuesta directa, con el que entras en contacto directo con tu prospecto, sin depender de vehículos o redes sociales y sus algoritmos. 

Recuerda que la impresión es la que queda. 

Por eso, tu página de aterrizaje tiene que impresionar a tu prospecto desde el primer momento. 

Existen varios tipos de páginas con propósitos distintos. 

Pueden tener la finalidad de realizar una venta, promover un video, un libro electrónico, registro en un webinar, una newsletter, una herramienta…

Son muchas posibilidades. Todo depende de tu tipo de negocio. 

La página de aterrizaje actúa en la primera etapa del embudo de ventas, responsable por guiar al usuario a la próxima fase. 

Tu principal misión es lograr que el usuario realice una acción a cambio de algún medio de contacto (generalmente, su correo electrónico).

Después, pasas a generar leads a través de esa página, o sea, llegas a identificar y prospectar personas dispuestas a conectarse con tu marca y recibir lo que tengas que ofrecer. 

De esa forma, además de agregar valor para tu persona, todavía tienes el chance de conocer mejor a tu público. 

Esas personas se convierten en oportunidades para tu empresa. 

Con ese contacto, tú podrás nutrir una relación más profunda para que el prospecto siga el trayecto hasta el fondo del embudo de ventas. 

Aquí en el blog del KP ya he publicado artículos sobre todo lo que necesitas saber para crear una página de aterrizaje ideal

A pesar que existan excelentes páginas de aterrizaje en Klickpages, noto que muchas empresas siguen cometiendo los mismos errores cuando crean las suyas. 

Y fue por eso que separé los 22 peores errores que pueden traer consecuencias catastróficas al negocio y matar tus tasas de conversión

Si le pones atención a esos detalles, evitarás el desperdicio de tiempo y dinero. Además, eliminarás las probabilidades de obtener resultados mediocres. 

22 errores fatales a la hora de crear páginas de aterrizaje

22 errores fatales a la hora de crear páginas de aterrizaje

Tú crees que estás haciéndolo todo correctamente, logrando encantar a tu cliente…

… Pero a la hora de la acción, nada sucede. 

Ya es sabido que algunos errores pueden interferir en la performance del negocio y comprometer el lucro. 

Como aquí en Klickpages trabajamos esencialmente en la creación de páginas de aterrizaje increíbles, ya vi de cerca muchos de esos errores y sé que realmente pueden hundir tu estrategia.

Y cuando se trata de errores, siempre es bueno aprender con los demás. 

Por eso mismo, te mostraré, dentro de poco, los peores errores antes que los pongas en práctica. 

Toma nota para que no dejes de convertir por meras tonterías. 

1. Demora mucho al cargar la página

Todo el duro trabajo que hiciste para crear tu página de conversión se habrá perdido, si las personas se dan por vencidas y salen antes que tu página se cargue. 

Cada día que pasa, la experiencia online evoluciona, la expectativa de los usuarios sobre el tiempo de carga de la página también crece. 

Y muchas marcas se quedan atrás. 

Páginas que se tardan más de cinco segundos para cargar tienen aproximádamente un  74% de desistencia.

Lo que causa mucha diferencia para la mayoría de páginas de aterrizaje. Luego, el tiempo de carga se vuelve una prioridad. 

A la hora de escoger la herramienta con la que vas a crear tu página, lleva en consideración aspectos como: relación de página, caché web, código y tamaño de los archivos del sitio.  

El Klickpages, por ejemplo, realiza pruebas de velocidad con regularidad para mantener un patrón de calidad y ofrece, incluso, soporte en caso que haya alguna eventualidad.  

Además de ser una exigencia de los visitantes, la velocidad de la página es un factor de clasificación en el algoritmo de pesquisa de Google y en la de los anuncios. 

Y por ese motivo debes estar atento a ese punto.

Lo ideal es que se tarde menos de 1 segundo para cargarse completamente. 

Garantiza que tu página de aterrizaje cargue en un abrir y cerrar de ojos. 

2. Pop-ups invasivos

Porqué necesitas crear una página de aterrizaje

Tu prospecto está leyendo tu CTA – Llamada para la Acción, cuando de repente…¡bum!

Pop-up. 

¿Recuerdas aquel mensaje que de pronto salta a tu pantalla? Fíjate.

Los pop-ups pueden ser muy útiles e inclusive ayudan a aumentar las conversiones. Son muy buenos para orientar al visitante a que termine la acción. 

Pero si no son usados con cautela, pueden afectar toda la experiencia del usuario.

Ponte en el lugar de tu prospecto y busca los motivos por los que pueda desistir de leer tu contenido, o deje de hacer lo que tú te propusiste. 

Pop-ups invasivos o que no tienen sentido con lo que estás ofreciendo, a lo mejor sea uno de esos motivos. 

Por eso, no deben, bajo ninguna hipótesis, desviar la atención del objetivo final.

Prioriza siempre tu CTA y las etapas que son fundamentales para garantizar la conversión. 

Ten en mente que los usuarios pueden salirse a causa de cualquier barrera que se les ponga enfrente. 

No contribuyas para que eso pase.

3. Hacer varias ofertas

Porqué necesitas crear una página de aterrizaje

Ese es un erro clásico. 

Muchas empresas a la hora de hacer una página de conversión, insertan menús, enlaces que llevan a otros artículos o ventanas de registro en diferentes herramientas. 

El 48% de las páginas de aterrizaje contienen múltiples ofertas.

Si te encuentras dentro de esa estadística, es mejor que revises tu estrategia. 

Ten claro que el objetivo de la página de conversión es llevar al usuario a realizar una acción específica. 

Escoge la oferta principal y concéntrate sólo en ella durante toda tu campaña, hasta el momento de la conversión. 

Para que tengas una idea, sólo con el hecho de retirar la opción menú de tu página de aterrizaje, ya podrás aumentar hasta en un 100% las conversiones.

De lo contrario, estarás creando una competencia dentro de tu propia página. 

Si es necesario, crea otras páginas de aterrizaje para los demás productos o servicios que también quieras ofrecer. O mejor, deja eso para después.

Cada objetivo tiene su propio camino.

4. No ir directo al grano

Con un objetivo específico en mente, tu misión ahora es ser convincente – y tienes sólo algunos segundos para lograrlo. 

Los usuarios deciden, si continúan o no en un sitio, en en un abrir y cerrar de ojos (o en 50 milisegundos, para ser más preciso). 

En un página de aterrizaje, no es conveniente dar vueltas y vueltas.

O sea, tu mensaje debe ir directo al grano y convencer a los visitantes que tienes algo valioso que ofrecerles.

5.  Falta de prueba

Estamos delante de un mundo de oportunidades que puedes aplicar dentro de tu página de aterrizaje. Por lo tanto, las  posibilidades son de: acertar o errar en tus elecciones. 

Lo más seguro es que me preguntes: ¿Cómo sé que estoy eligiendo lo correcto?

Existe una manera más sencilla de lo que te imaginas. 

Tú puedes (la verdad, tú debes) hacer pruebas.

Todos los recursos de optimización de tu página de conversión necesitan pasar por una prueba. 

Tamaño de títulos, textos, disposición de las imágenes y videos, tipos de CTA… todo eso. 

No te encuadres sólo a un modelo que viste de otra marca y lo tomaste como referencia.

Recuerda que no todos los casos son iguales. 

En Klickpages nosotros hacemos la prueba A/B, que es más o menos como poner a dos modelos frente al espejo y escoger entre los dos tipos de ropa para salir. 

Es comparar el desempeño de una página y otra. 

Muchas veces, un detalle puede ser la diferencia entre el éxito o el fracaso de tu página de aterrizaje. 

Cuanto más pruebas hagas, mejor para tu página, para tus resultados. 

6. Falta de organización


Si no organizas el contenido de tu página de aterrizaje, puedes provocar muchas distracciones.

Al dejar al visitante confundido, estás facilitando que él decida abandonar tu página.  

Por eso, es bueno que estés atento y nunca dejar de considerar la experiencia del usuario. 

Es importante que él pueda ver con claridad los objetivos y beneficios que tu producto le ofrece. 

Lo lograrás con una buena administración de los recursos de tu página, que deben estar dispuestos a brindar todo el soporte que tu potencial cliente solicite para encontrar lo que busca. 

La organización de tu página hará que tu visitante se sienta cómodo y se enfoque en lo que realmente importa, hasta el momento de la conversión.

Siguiendo aquella frase que dice “menos es más”, aquí está lo que de hecho, tú necesitas en tu página de aterrizaje:

  • una oferta

  • un formulario

  • una CTA

Esa composición es suficiente para convencer a tu prospecto y no corres el riesgo de usar elementos innecesarios que distraigan. 

Usa un título atractivo, contenido descriptivo, un diseño más limpio, navegabilidad y equilibrio de colores.

Cuidado con el exceso de elementos (y también con su posición). Que el diseño no esté confuso para no transmitir algo muy superficial u obvio. 

Retira cualquier elemento que no refuerce la idea que estás ofreciendo. 

Así, la acción que quieres que tu cliente haga, quedará totalmente clara y legible. 

7. Contenido en exceso

Que el contenido tiene un valor extremo a la hora de persuadir al público, no es ninguna novedad. 

Sucede que, en una página de aterrizaje, debes usarlo con medida. 

Al final de cuentas, llenar al visitante de informaciones puede distraerlo antes de la CTA.

Hablar demasiado, sin fijarse en el momento cierto de llamar para la acción, o sin enfocar la conversión, no lleva a ningún lugar.

Sólo dificulta que el lector note cuál actitud debe tomar en relación a lo que tú le estás presentando. 

Por lo tanto, nada de exagerar en la cantidad de material que presentas. 

8. No utilizar imágenes

Tu Página de Aterrizaje necesita recursos visuales para destacarse. 

La verdad, tú multiplicas el chance que tu página sea vista. Simplemente porque nuestro cerebro procesa las imágenes 60 mil veces más rápido que los textos. 

Eso quiere decir que tu público absorbe las informaciones de manera más práctica y en menos tiempo. 

Y también imagina qué pesado sería ver una página sólo con textos y más textos y después un botón llamando para la CTA.

No tendrás ni siquiera la seguridad que tu visitante llegue hasta el final…

Porque los chances que se aburra y se vaya son enormes.

Pero  tampoco no es bueno escoger cualquier imagen. 

Dado que la percepción del usuario puede ser influenciada positiva o negativamente por las imágenes que decidas utilizar. 

Una opción neutra difícilmente va a despertar alguna reacción en el prospecto. 

Entonces, volvemos al tema número 5:  haz pruebas para saber cuál es tu mejor alternativa.

9. Headlines sin fuerza

Llamar la atención hacia tu oferta es el primer paso. 

¿Recuerda que te dije que tienes pocos segundos para hacerlo?

Pues bien, no se puede perder la oportunidad de enganchar a tu visitante, el tiempo es corto.

Y para eso, necesitas una headline de las buenas.

Fíjate en Klickpages, por ejemplo:

El título debe ofrecer una solución real que despertará el interés de quien quiere mejorar su negocio de manera práctica. 

Piensa siempre en una headline más fuerte.  

Mejorar este aspecto en particular da lugar a aumentar tus conversiones.

10. No tener un CTA atractivo

Si pensaste en cada detalle para crear una excelente página de aterrizaje, pero no finalizaste con una poderosa CTA, puedes echarlo todo a perder.

Una CTA convincente debe ser fuera de serie, muy persuasiva y tener un estupendo layout. 

Necesitas activar las emociones en el punto exacto. 

Una llamada demasiado sencilla puede comprometer la conexión con tu visitante y recuerda que tu misión es hacerlo sentir que está delante de la respuesta a su dolor. 

La llamada que más invita, la que transmite seguridad y confianza, es la que lo hará dar el próximo paso: pasarte sus datos. 

Piensa estratégicamente la posición de tu CTA en la página. 

Ese elemento debe ser evidente, con colores atractivos y representado por botones de fácil visualización. 

La llamada ejerce mucho poder sobre el resultado que deseas. Es importante que la selección de las palabras también pase por las pruebas necesarias. 

Asegúrate que estés usando un lenguaje consistente, exclusivo y sugerente. 

11. Enlaces que se alejan del objetivo

A pesar de parecer un error bobo, muchas marcas se equivocaron al tratarse de enlaces dentro de la página de conversión. 

Y no me refiero ni a la falta de atención en si. Hablo de error estratégico. 

Primero que todo, los enlaces pueden ser motivo de distracción de la página. Lo ideal es no tenerlos. 

Pero si fuera estrictamente necesario dentro de tu propuesta, ten cuidado. 

No sería extraño, si accedieras a una página interesado en un libro electrónico, por ejemplo, y terminas haciendo clic en un enlace que te lleva a la oferta de un CD, ¿verdad?

Podría incluso gustarte lo que ves en el otro enlace (lo que no lo veo muy probable).

Pero date cuenta que te saliste del rumbo, del objetivo. Y así, será más difícil regresar a completar la acción en la página anterior. ¿No es cierto?

Linkar para más de un producto o diferentes artículos confunde a tu prospecto. 

Los chances son que desista de buscar lo que realmente necesita. 

Por eso, los enlaces deben estar relacionados solamente a lo que estás ofreciendo dentro del espacio de la página de aterrizaje. 

Además, es recomendable que los enlaces sean identificados con el mismo nombre del producto. 

12. Pedir mucha información en el formulario

Ya nos referimos aquí a exageraciones y cosas innecesarias que sólo distraen. 

Lo mismo pasa con el formulario, en donde pides las informaciones de tu prospecto.

Difícilmente alguien se animará a responder un formulario muy largo.

Lo que te sugiero es: centrarte en lo que de verdad necesitas, que es el dato de contacto.

En mi caso, siempre pido el correo electrónico. 

También es bueno pedir el nombre para una atención más personalizada. Pero nada de pedir informaciones poco relevantes que puedan molestarlo.

Además de desanimar al visitante, puedes alejarlo de la conversión.

En otras ocasiones, podrás proporcionar otros contenidos, para luego pedir otras referencias, si es que lo consideras necesario.

13. No tener testimonios

Una página de aterrizaje exitosa está llena de refuerzos positivos para convencer y agradar a tu prospecto hasta el momento de la conversión. 

Puedes hacer uso del gatillo mental de la prueba social. 

Funciona así: las personas se sienten instigadas a hacer lo que las otras están haciendo. 

Y se sienten más atraídas a una oferta, cuando tienen buenas referencias que prueban que es un buen negocio.

Por eso los testimonios juegan un rol esencial en tu página. 

Hasta entonces, la persona no sabe si puede confiar o no en tí y en lo que le estás diciendo. 

El hecho de tener clientes hablando bien de tu empresa, mejora tu reputación y promueve mayor confianza para que los leads en potencia se sientan más cómodos con la marca. 

Lo que resulta en un aumento de las conversiones. 

Separa los comentarios más relevantes de clientes satisfechos y muéstraselos a tu visitante. 

Mira, deben ser testimonios verdaderos, ¿oíste?

Ellos le dan a tu producto la seriedad y la credibilidad que necesitas para convencer. 

Por eso, reserva un espacio destacado para colocarlos. 

14. No agradecer al cliente

No darle una respuesta a tu  usuario puede hacerlo sentir menos cerca de los beneficios de lo que convendría. 

Agradécele siempre por haberse registrado en tu sitio. 

Te recomiendo que, después de finalizado el registro, el cliente sea conducido de inmediato a una página específica de agradecimiento. 

En ese momento, demuéstrale tu satisfacción en poder ayudarlo a solucionar su problema y aprovecha para referirte a cuánto tu producto o servicio le será de gran utilidad en su vida. 

15. Nada de negligencias con tu cliente

No importa cuan buena sea tu oferta o tu página de aterrizaje, las personas tendrán dudas cuando realicen la acción. 

Ignorar esas dudas es uno de los peores errores. 

Antes que nada, debes mostrarle a tu público que tienes la solución para sus problemas. 

Mantener una comunicación abierta y personalizar tu mensaje. 

Si te estás yendo por otro lado, perderás oportunidades de conversión.

Es importante demostrar empatía con la necesidad de tu visitante. 

Ponte en su lugar y piensa en los motivos que le alimentan la desconfianza en relación a tu oferta. 

Y para ayudarlo a tomar la decisión, ofrece beneficios extra, como:

  • garantía de devolución del dinero, después de un tiempo determinado de utilización del producto/servicio

  • período de pruebas grátis

  • métodos de pagos accesibles

  • soporte en línea

  • política de privacidad

Identifica las principales preocupaciones de tu cliente en potencia y trabaja en función de cada una de ellas.

Así te adelantas a conocer algunas dificultades que el visitante tiene y demuestras que realmente te importan. 

Eso ya marca una diferencia en relación a lo que muchas otras marcas ofrecen. 

16. No trabajar con diseño responsivo

 

Porqué necesitas crear una página de aterrizajeHoy en día es muy raro que las personas usen sólo un tipo de dispositivo para conectarse. 

Las opciones son variadas: celulares, smartphones, tablets, ordenadores… Y las plataformas digitales deben adaptarse a cada uno de ellos. 

Inclusive, el móvil ya se convirtió en el principal instrumento de acceso al internet del mundo.

Por eso, al abrir tu página de aterrizaje en el móvil, la experiencia del usuario también tiene que ser positiva y acogedora.

Y ese es el motivo por el que hay que invertir en un diseño web responsivo y tener páginas pensadas para cada versión. 

Esa actualización garantiza que tengas mayor visibilidad. 

17. No usar SEO

Porqué necesitas crear una página de aterrizaje

El recurso SEO (Searching Engine Optimization) u Optimización para los Motores de Búsqueda es excelente para darle visibilidad a tu página de aterrizaje y situarla en posiciones relevantes. 

Este recurso te ayuda a aparecer en la primera página de los motores de búsqueda.  Lo que es muy importante, ya que el 95% de las personas que usan internet, no pasan de la primera página de Google. 

Y Google tiene criterios muy rigurosos para destacar un contenido en la primera página.

Entonces, si quieres estar entre los primeros resultados, cuando busquen por palabra clave relacionada a tu oferta, sugiero que hagas adecuaciones en tu contenido para que estén conforme las reglas de SEO. 

Ya escribí antes sobre las mejores técnicas de SEO aquí en el blog. Ignorar tales estrategias te costará muchas conversiones. 

18. No pensar en las primeras visitas

Aunque tu empresa tenga estrategias dirigidas a divulgar tu página a un público bien definido, recuerda que muchas personas también caerán en paracaídas, sin aviso, medio perdidas. 

Son personas que no saben exactamente de lo que se trata tu producto. 

Ni sus ventajas y beneficios. 

Y no debes ignorar la existencia de ese tipo de visitante y de la posibilidad de conversión por parte suya también.  Es una oportunidad aprovechable. 

Por eso, piensa en una manera rápida de presentar lo que ofreces. 

Por ejemplo, un video corto.

Dedica un espacio para aclarar dudas frecuentes, y si es posible, da a conocer la opinión de un especialista.

Eso le otorga credibilidad a tu marca

19. Engañar a los visitantes

Porqué necesitas crear una página de aterrizaje

Convertir por medio de una página de aterrizaje involucra todo un proceso de seducción. 

Y algunas veces debes hacerle  a tu visitante una promesa directa o indirecta. 

Lo que ofreces debe ser atractivo, y por más extraordinario que sea, es fundamental que seas sincero. 

No engañes a tus visitantes. 

Y cuando digo eso, me refiero a todo tipo de engaño.

Exhibir testimonios falsos sobre los resultados esperados. 

Usar los datos que conseguiste para enviar spams o vender listas de correos electrónicos a otras personas. 

Y fundamentalmente, no cumplir con lo que prometiste. 

De nada sirve crear una página buenísima y ofrecer soluciones fantásticas, si no honras la confianza de tu cliente en potencia. 

Cuando la persona se siente engañada, además de inmediatamente salir de la página, se aleja de tu marca. 

Porque no confía más en que podrás ayudarla con aquello que realmente necesita. 

20. Hablar como un vendedor 

En tu página de aterrizaje debes actuar com un mago en pleno espectáculo: realizar tu performance sin revelar el truco. 

A pesar que tu público sabe que hay algo por detrás de todo, quiere disfrutar de la ilusión creada. 

Sabe que hay una intención de venta, pero quiere saborear la oferta antes de aceptarla. 

La cuestión es que el cerebro humano necesita procesar nuevas informaciones de manera eficiente, y para eso, ignora todo lo que le parece repetitivo. 

Si la forma como colocaste tu produto deja nítido que se trata de una venta, el interés no será tan grande. 

El cliente en potencia se vuelve desconfiado. Y tu lenguaje puede tanto eliminar, como reforzar esa desconfianza. 

Por eso debes escribir de modo más persuasivo. 

Nuestra mente necesita que ese proceso sea realizado de forma indirecta. Precisa la ilusión creada alrededor de la oferta. 

Cuando demuestras desesperación por la venta, apartas a tu posible cliente. 

Pues él va a concentrarse sólo en la idea de cuánto tú quieres su dinero. 

El centro de todo debe ser la solución del problema, ¿recuerdas?

Por eso, es importante pensar en cómo tu mensaje está siendo transmitido. Nada de exteriorizar prisa ni ansiedad por la venta, para no comprometer la conversión.  

La llamada “labia de vendedor” no tiene tanta credibilidad. 

Sé un facilitador, una mano amiga para el visitante. 

Cuanto más inviertas en esa imagen, más te distanciarás de la figura de vendedor. 

21. No promover

Puede no parecer, pero promover tiene mucho que ver con tu página de aterrizaje. 

Al final de cuentas, las personas necesitan conocer tu oferta y tener acceso a tu página de conversión. 

Y lo lograrás divulgando en tu sitio o blog, en las redes sociales o por correo electrónico, valiéndote de newsletters o de e-mail marketing dirigido al propio lanzamiento. 

Al promover también te colocas mejor en los motores de búsqueda. 

No dejes de invertir en eso, si quieres garantizar un número más alto de conversiones de tu página. 

22. No dar seguimiento a los resultados

Para tener éxito en las conversiones, debes hacer el trabajo completo. 

Dar seguimiento de principio a fin. 

No tiene sentido empeñarte en crear una página de aterrizaje maravillosa y no saber cuáles son los resultados que obtuviste producto de tanto esfuerzo. 

¿Cuántos leads generó tu página? Del total de visitantes, ¿cuántos convirtieron?

Hacer ese análisis es muy importante para determinar si tu estrategia está o no funcionando. 

E incluso, te ayuda a entender mejor cómo se comporta tu público. También a identificar lo que favorece o desfavorece el proceso de seducción. 

Esos son datos que sirven para pulir tu página de aterrizaje o crear una nueva, sobre alguna otra oferta que quieras hacer. 

Su sigues ese camino, evolucionarás constantemente. 

Empieza hoy mismo a capturar leads con Klickpages 

Empieza hoy mismo a capturar leads con Klickpages 

 

Ya conociste entonces los errores más comunes que pueden desmoronar tu estrategia de conversión.

Para evitarlos y crear la página de aterrizaje perfecta para tu negocio, la herramienta Klickpages es tu mejor aliada. 

Es una plataforma especializada en aumentar las oportunidades que tu visitante pase a ser un lead. 

Observa los tres pasos básicos para crear  tu página, usando Klickpages:

  1. Elige tu modelo: conoce las alternativas de alta conversión demostrada mediante pruebas.

  2. Customiza la página: edita los textos, colores e imágenes, además de ocultar los elementos que no sean útiles. 

  3. Publica: finalmente, falta sólo publicar tu propio dominio, sin costos adicionales de hospedaje.

Conclusión

Conclusión 22 errores páginas de aterrizaje

No es porque sean comunes que tú también vas a cometer esos 22 errores en tu negocio. 

Debes conocer de cerca cada uno de ellos para alejarte lo más que puedas y no comprometer tus resultados. 

Saber identificarlos y buscar soluciones adecuadas, te ayudarán a crecer todavía más dentro de tu estrategia de marketing digital.

El cuidado con tus páginas aumenta el potencial de cada nueva oferta y evita que eches todo el trabajo a perder. 

Permanece atento a la velocidad en que se carga la página, lo ideal es que sea en menos de 1 segundo para abrirla completamente. 

Y también con el uso de pop-ups para para que no interfieran negativamente en la experiencia del usuario.

Evita las distracciones y no dejes de invertir en buenas imágenes, títulos y, principalmente, un CTA atractivo. 

Ahora que ya lo sabes, pon las manos en la masa y corrige los errores, en caso que los hayas cometido. 

¡Recuerda que esos detalles marcan toda la diferencia en cuanto al éxito y rentabilidad de tu negocio!

¿Cuándo vas a sacar las ideas del papel y hacerlas realidad? ¿Ya pensaste en crear tu página de aterrizaje? 

Si ya lo tienes en mente, ¿crees que hay algo  en este artículo que deba mejorar?

Deja tus comentarios y nos vemos en la próxima. 

 

COMPARTILHE NAS REDES SOCIAIS!

Sobre o Autor

Hugo Rocha é co-fundador da Ignição Digital e do Klickpages. Já atuou diretamente nos bastidores dos maiores lançamentos digitais do Brasil. Atualmente está a frente da equipe de tráfego e crescimento da Ignição Digital e Klickpages liderando pessoalmente mais de R$ 4 milhões de reais em investimento em tráfego nos últimos 12 meses com ROI acima de 300%.